fbpx
27 julio, 2020 No hay comentarios

Los Pueblos Mágicos de Querétaro, lugares de raíces y tradición que te harán regresar

Quizás más de una vez te has preguntado: ¿por qué son Pueblos Mágicos? La respuesta es simple: su magia reside en las características simbólicas de la localidad, sus leyendas, historia y una tranquilidad cotidiana que los hacen un gran lugar turístico como alternativa para los viajeros.

Es probable que ya conozcas alguno de los Pueblos Mágicos que existen en el estado de Querétaro, pero también consideramos que de algunos nunca habías escuchado o quizá antes no te habían generado interés conocerlos.

Por eso te queremos dar a conocer con más detalle qué es lo que puedes encontrar en los seis Pueblos Mágicos de este multifacético estado, pues sabemos que al descubrirlos vas a querer visitarlos, y una vez allí, regresar a disfrutarlos nuevamente.

¿Cuáles son los Pueblos Mágicos de Querétaro?

San Sebastián Bernal

Esta localidad, ubicada en el municipio de Ezequiel Montes, fue el primer Pueblo Mágico de Querétaro, nombrado en 2005. San Sebastián Bernal fue fundado en el siglo XVII pero es hoy uno de los lugares más visitados en Querétaro por el aire místico que le da su famosa Peña, además de su relativa cercanía con la capital queretana y la Ciudad de México.

Para que te des una idea de los diferentes atractivos de este poblado mágico, te compartimos a continuación los sitios turísticos más importantes:

  • Peña de Bernal: En primer lugar se encuentra este magnífico capricho de la naturaleza, un colosal monolito de piedra volcánica que se considera el tercero más grande del mundo y un lugar sagrado para las antiguas culturas que habitaban la región. Con una altura de casi 300 metros, la mayoría de las personas encuentran fascinante subir para contemplar el pueblo y el paisaje desde una perspectiva única, sin olvidar que quienes buscan aventuras extremas pueden llegar a la cima acompañados de escaladores expertos.
  • Museo del Cine Nacional: Bernal cuenta con al menos tres pequeños museos con temáticas muy particulares, que son imperdibles para conocer este Pueblo Mágico. Este pequeño espacio está dedicado a la memoria y trabajo de Rosalío Solano, un cinefotógrafo originario de Bernal que tuvo una trayectoria destacada en la llamada Época de Oro del Cine Mexicano, a mediados del siglo pasado.
  • Museo del Dulce: El Museo del Dulce un espacio dedicado a la creación de las confiterías tradicionales de México, donde podrás aprender sobre su elaboración, origen y distintas influencias que terminan en un sinfín de dulces de azúcar, fruta, picosos, de leche que alguna vez en tu vida has probado.
  • Museo de la Máscara: En este sitio encontrarás una colección de 300 máscaras realizadas tanto por artesanos locales como traídas del extranjero. En muchas comunidades de Querétaro, y del país, es una vieja tradición que ciertas celebraciones religiosas se realicen bailes de disfraces donde la máscara juega un papel fundamental, y en Bernal fue motivo de concurso desde 1987 con motivo de las fiestas de la Santa Cruz. Este museo es un homenaje a esos concursos y al valor simbólico de la máscara para las culturas alrededor del mundo.
  • Gorditas y más: Algo que podrás comprobar es que las gorditas de maíz quebrado son el platillo tradicional de Bernal, más que la penca de nopal rellena, los esquites de colores y una michelada al subir la peña; o las nieves en el jardín central, las gorditas de queso enchilado o del guiso que prefieras son parte de la dieta obligada de cualquier visitante.
  • Hoteles y restaurantes: Los servicios con los que cuenta este Pueblo Mágico se acomodan a todo tipo de viajero y presupuesto. Un pueblo tan exótico como Bernal, no podía quedarse sin propuestas de hospedaje y comida que contribuyeran a la experiencia de conocer este Pueblo Mágico; hoteles con diseños exclusivos y restaurantes con cocina de autor y menús internacionales hace que esta localidad vaya de lo puramente tradicional a lo cosmopolita.
  • Artesanía: Como todo lugar en México, las creaciones artesanales no faltan en este espléndido lugar, sobre todo se distinguen las elaboradas en los talleres de telares de lana tradicionales en Bernal desde hace décadas, y que actualmente puedes visitar para conocer de primera mano el trabajo artesanal típico de esta localidad.

Jalpan de Serra

La magia de la Sierra Gorda de Querétaro no solo se encuentra en los diversos paisajes y sitios naturales que se encuentran en su territorio, que es casi la tercera parte del estado de Querétaro, sino en la cultura y tradiciones de sus poblaciones.

Jalpan, nombrado Pueblo Mágico en 2010, es la localidad más importante de la Sierra Gorda, fundada en el siglo XVIII pero fue ocupada por tropas españolas como centro estratégico para la conquista de la región siglos atrás, por lo que es el punto de partida para conocer parte de la historia de esta extensa zona de Querétaro.

  • Misión de Jalpan: Esta fue la primera misión franciscana de la Sierra Gorda de las cinco que se construyeron, su finalidad fue la evangelización de la zona, las cuales se distinguen por una excepcional arquitectura presente en sus fachadas, donde se combina el estilo barroco europeo con el arte indígena. Estos increíbles rasgos arquitectónicos y simbólicos fueron reconocidos por la UNESCO como parte del Patrimonio Mundial desde el año 2003, lo que les convierte en uno de los mayores atractivos turísticos culturales de la Sierra. Lejos de este Pueblo Mágico, pero en el mismo municipio de Jalpan, la comunidad de Tilaco posee otra de estas misiones patrimoniales.
  • Museo Histórico de la Sierra Gorda: Como su nombre indica, aquí se muestra la historia de la región desde la prehistoria y la época prehispánica hasta la era moderna. Se encuentra ubicado en un antiguo fuerte militar construido en el siglo XVI, a un costado de la plaza central de esta localidad.
  • Malecón y la Presa de Jalpan: Este Pueblo Mágico cuenta con un clima cálido semitropical y una abundante vegetación alimentada por una extensa presa que fue nombrada sitio RAMSAR por su importancia para el ecosistema de la zona. Hoy en día es rodeada por un magnífico malecón que te permite disfrutar de la vista de la presa, de la gran variedad de aves que llegan al lugar y de agradables caminatas alrededor de la presa, donde también es posible dar paseos en lancha, kayak, bicicleta y motos acuáticas, así como la pesca deportiva. Un lugar que no se debe dejar de conocer cuando se llega a Jalpan.
  • Sabores y tradiciones: Por supuesto, en Jalpan se pueden encontrar gran variedad de artesanías y platillos tradicionales que le dan identidad a la región, entre estos últimos el zacahuil se conoce como uno de los más exóticos, un platillo de origen huasteco que se suma a la sazón típica de la zona, pero pueden probarse deliciosas nieves elaborados con frutos del lugar que también te harán salir de lo convencional.
  • Hospedaje: El corazón de la Sierra Gorda dispone de una infraestructura hotelera adecuada a la gran cantidad de personas que visitan el pueblo de Jalpan, por lo que es sencillo encontrar habitaciones de hoteles para pasar la noche, cabañas y propuestas de hospedaje autosustentable para pasar un fin de semana rodeado de la desbordante vegetación de Jalpan.

Cadereyta de Montes

El estado de Querétaro cuenta también con una extensa zona semidesértica en la franja central del territorio y Cadereyta, nombrado Pueblo Mágico en 2011, es lugar que concentra todas las características de este clima: cielos brillantes, noches labradas de estrellas, cactáceas y mezquites y un pueblo tradicional que ha crecido a pesar del clima agreste.

Fundado en el siglo XVII, Cadereyta es uno de los poblados más viejos al interior del estado, de hecho, a mediados del siglo XIX, este municipio era el distrito y centro político que integraba lo que hoy son los seis municipios de la Sierra Gorda y el municipio de Ezequiel Montes, dando cuenta de su importancia histórica de esta región.

En la actualidad, Cadereyta posee diversos atractivos turísticos que sin duda distinguen a este Pueblo Mágico de cualquier otro lugar en Querétaro:

  • Jardines botánicos: La vegetación del semidesierto cuenta con una inmensa variedad de cactáceas y suculentas que pueden admirarse en los dos jardines botánicos que se encuentran en este Pueblo Mágico: el Manuel González de Cosío, actualmente bajo la dirección del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Querétaro; y el Invernadero Quinta Schmoll, un lugar fundado hace 100 años y que exhibe un inigualable catálogo de cactáceas y suculentas de la región, como de otras partes de Asia y África. Simplemente lugares imperdibles.
  • Planetario: Un cielo como el del semidesierto es ideal para la observación astronómica, por lo que un lugar como este no solo tiene una función educativa y de divulgación científica, sino un espacio para disfrutar de las estrellas con los conocimientos y equipo necesario para llevarte una experiencia inigualable a casa.
  • Isla Tzibanzá: Uno de los mayores atractivos de Cadereyta en la actualidad es este desarrollo turístico levantado en una isla artificial dentro de la Presa Zimapán. La sola presencia de una isla en el semidesierta es ya de por sí exótica, pero disfrutar de sus áreas verdes, servicio de restaurante, hotel de gran calidad y las actividades acuáticas que puedes realizar lo hacen un sitio muy solicitado para los viajeros en busca de algo diferente.
  • Aeródromo: El Aeródromo de Cadereyta es un lugar para quienes gozan de la adrenalina y experiencias distintas. Actualmente ha sido rehabilitado para que puedas disfrutar de actividades únicas en Querétaro, como salto en paracaídas o una incomparable vista de la región y de la Peña de Bernal a bordo de una avioneta.

Tequisquiapan

Hace un par de décadas, Tequisquiapan era conocido por ser un lugar de artesanías y de balnearios de aguas termales, pero hoy en día este tranquilo lugar de provincia ha resurgido como una localidad ideal para el paseo por la belleza de sus calles floridas y adoquinadas, así como por los servicios de hoteles y restaurantes que permiten disfrutar al máximo de los atractivos que rodean esta localidad, nombrada Pueblo Mágico en 2012.

  • Corazón de la Ruta de Arte, Queso y Vino: Desde hace más de 40 años, Tequisquiapan realiza la Feria Nacional del Queso y el Vino dentro del Parque La Pila, un extenso espacio de áreas verdes que se llena de diversión y sabor, gracias a los espectáculos musicales y actividades relacionadas con estas delicias. Los productores de vino y queso, que han florecido como las jardineras de este Pueblo Mágico, se dan cita para exponer sus excelentes etiquetas y sabores a través de catas, talleres y maridajes que encantan a quienes asisten.

Esto se ha extendido más allá de los tradicionales tres fines de semana que dura este festival en el mes de junio, sino que forman parte, tanto quesos como vinos de la región, de las cartas y menús de los hoteles y restaurantes de Tequis.

  • Minas de ópalo: A pocos minutos de Tequisquiapan se encuentra la comunidad de La Trinidad, una pequeña población dedicada al trabajo y extracción minera del ópalo, una piedra semipreciosa que es muy apreciada por los colores iridiscentes que las distinguen. Además de las magníficas artesanías que elaboran con estas piedras, tendrás la posibilidad de realizar un recorrido a las minas, donde los guías te explicarán paso a paso el valor y trabajo para la extracción de ópalo y, por qué no, de encontrar y picar piedras para encontrar alguno por tu propio esfuerzo.
  • Vuelo en globo: Los paseos en globo aerostático son actualmente uno de los atractivos más exclusivos de Tequisquiapan por la particular experiencia que te lleva a disfrutar de los amaneceres y los paisajes de la región de manera especial, incluso, en los últimos años se le ha dedicado un fin de semana de diciembre para hacer un festival que llena los firmamentos tequesquipenses de los coloridos globos aerostáticos para entretenimiento de chicos y grandes.
  • Cestería y artesanías: Tequisquiapan posee una larga tradición la elaboración de artesanías tejidas con vara y mimbre. Muchas familias se dedican a tejer cestos, adornos, figuras, sillas y diversos muebles a partir de estos materiales. De hecho, las artesanías tienen un arraigo tal en este Pueblo Mágico, que no solo cuenta con dos mercados exclusivamente para las artesanías, sino que se puedes organizar una ruta para visitar algunos talleres para conocer el trabajo y la creatividad de primera mano.

San Joaquín

En 2015, el municipio de San Joaquín fue integrado a la lista de Pueblos Mágicos en México. Esta bella localidad de origen minero es uno de los más pintorescos de Querétaro.

Desde que dejas atrás el cambio de climas sobre la carretera y los paisajes que se abren a cada curva, San Joaquín ya te conquista con los bosques que anuncian tu llegada al pueblo. De pronto estás parado frente a la gran rueda de piedra, monumento al origen minero, rodeado de las casas coloridas que pueblan las laderas de la montaña y preguntándote qué es lo que puedes hacer ahí.

  • Localiza el lugar donde te quedarás a dormir: San Joaquín tiene varias ofertas hoteleras por la cantidad de gente que llega para el Concurso Nacional de Baile Huapango, por lo que opciones no faltan, incluso puedes hospedarte en un bonito hotel temático dedicado a este baile tradicional, pero debes saber que acampar en el Parque Nacional Campo Alegre, en Parque La Escondida, o en cabañas que puedes encontrar cerca, es parte esencial de la experiencia de visitar este Pueblo Mágico.
  • Analiza la hora y el hambre: Es probable que cuando llegues, tú o tu acompañante tengan que asentar el estómago luego del camino curveado y la altura del pueblo. Entonces puedes darte el tiempo de visitar algo. Preguntas por el Museo Mineral de San Joaquín y de paso aprovechas para conocer sobre la interesante historia de este lugar y le das más sentido a la Piedra Redonda frente a la que estabas de pie hace unos momentos.
  • Camina hacia la plaza principal: Si encontraste cerrado por alguna razón el museo, de cualquier forma tendrás que ir en esa dirección, pues ahí podrás encontrar diversos lugares alrededor para poder comer y organizarte. Esa plaza está repleta de gente bailando en los días del Concurso Nacional de Baile Huapango, pero también en las tradicionales fiestas decembrinas y de Semana Santa, llenándose de un ambiente espectacular.

Si llegaste muy temprano aprovecha para bajar la comida con una caminata al Mirador de la Crucita. Ahí se celebran cada año las representaciones del Viacrucis en Semana Santa, pero el resto del año es un gran espacio para admirar la vista del pueblo y tomarte unas buenas fotos para tus redes sociales favoritas, que no se te olvide ni tampoco que el día siguiente podría ser muy ajetreado, así que, si no te quedas en el pueblo, considera también relajarte, tomarte una chelita y llegar antes que oscurezca a tu cabaña o a instalar tu tienda de campaña, y disfrutar de tu noche boscosa. Hay algunas recomendaciones que te pueden servir para mañana:

  • Levántate, abrígate y prepárate la taza café que vas a tomarte en el amanecer: No olvides calentarlo lo suficiente, recuerda que se puede enfriar rápido con el aire fresco del rocío y para poderle soplar, salga tanto vapor que te deje ciego y puedas pensar a gusto en los lugares que tienes por conocer.
  • Ranas: Quizá después de tu trago de café calientito respiraste profundamente el olor a los encinos húmedos y tu mirada calló sobre algún pedrusco perdido por ahí entre la hierba. A lo mejor se te ocurre que el destino te indicó que vayas a la Zona Arqueológica de Ranas. Ahí fue uno de los asentamientos prehispánicos más importantes de la región, como centro estratégico para el control de la extracción de cinabrio en las diversas minas de la zona. Se calcula que este asentamiento fue levantado alrededor del 400 y tuvo su decadencia cerca del año 1300.
  • Gruta Los Herrera: Si no sucedió lo anterior y no pensaste en Ranas, la Gruta Los Herrera debe estar en tus planes, tal vez. Estos dos lugares son los sitios turísticos más importantes, lo demás es la fabulosa experiencia de pasar un fin de semana en este Pueblo Mágico, lo que incluye no solo cualquiera de estos dos sitios, o ambos, sino divertirte en:
  • Parque La Escondida: Este lugar debe estar considerado para tu última noche. Después de una mañana cultural o de estalactitas o, por qué no ambas, Parque la Escondida es para que te diviertas y termines el día cansado y relajado.

Nota: Si terminaste cansado entonces piensa en disfrutar las actividades recreativas al día siguiente, luego te desayunas unos tacos de chicharrón de res y le echas una última vista al Pueblo Mágico por el momento. Seguro que regresarás… y si no hiciste nada de lo anterior con mayor razón.

Amealco de Bonfil

Finalmente, el Pueblo Mágico de Amealco. Este sitio se encuentra al sur del estado y logró su nombramiento apenas un par de años atrás, en 2018, por el valor de sus raíces y tradiciones otomís, encarnadas en su lengua, que aún sobrevive a pesar de los siglos, y en las vestimentas tradicionales que muchas mujeres aún utilizan y que además se replican en las muñecas artesanales que hoy son un rasgo distintivo del municipio, consideradas Patrimonio Cultural Inmaterial del Querétaro.

Si vas a Querétaro y te quieres sumergir sus símbolos Amealco es visita obligatoria, pero quizá te sorprenda la variedad de cosas que puedes hacer ahí.

  • Paseo dominguero: No necesita ser domingo para disfrutar domingueramente de un lugar precioso. Si no cruzaste el centro del pueblo estás dejando pasar las ganas que te dan de estacionarte, caminar hacia el jardín principal y mirar la parroquia de Santa María de Amealco, un lugar emblemático de la cabecera municipal que disfrutarás más con un helado en la mano.
    • Además, si por alguna extraña razón, al cabo de unos minutos te pones de pie y te diriges al mercado, que se encuentra a dos cuadras de ahí. Sea o no por mera curiosidad, ya estás adentro y probablemente comiendo un taco de carnitas o una “tostada arriera” o un elote o comprando queso.
    • Y para no cerrar el asunto de los sabores, pregunta por el mole de guajolote, es un platillo muy tradicional de Amealco al que le dedican los días martes. Si estás en vacaciones podrás “dominguear” en martes, pero si no, encontrarás uno que otro lugar donde lo podrás disfrutar… Y prepárate, porque no te enfrentarás a un plato minimalista, llega con mucha hambre.
  • En busca de Lele: Es posible que tu misión sea aprender, conocer todo sobre las muñecas artesanales otomís que se han hecho tan famosas, la que se tomó fotos con los lugareños de Madrid, Sidney, Shangai, Londres, Montreal y Chicago, mientras tú apenas estás conociendo Amealco; no obstante, quizá lo hagas de la mejor manera con estas recomendaciones que te animaste a seguir leyendo. Visita el Museo de la Muñeca, lo encontrarás frente al Jardín Principal, en la esquina donde acaban los portales.
    • Debes saber que Lele no es la única muñeca otomí de Amealco, también conocerás a Donxü. Cada una proviene de antiguas comunidades de profundas raíces indígenas: Santiago Mexquititlán y San Ildefonso Tultepec.
    • Si tu objetivo es conocer esta tradición puedes reservar un viaje a dichas comunidades a conocer los talleres familiares que se dedican a la producción artesanal de estas muñecas, que no solo será para contemplar esta antigua tradición y comprar una muñeca directamente de manos creadoras, sino una experiencia rural valiosísima por la calidez de estas familias artesanas y por los innumerables paisajes que encontrarás en el camino.
  • Ecoturismo: Amealco cuenta con un ecosistema especial en todo el estado. Las extensas praderas yacen a los costados de las carreteras, algunas coloreadas por las flores, otras abriendo paso a las montañas, simplemente son acogedoras. La sola vista es ya una invitación a buscar una cabaña o un lugar para acampar en aquellos parajes.
    • Las cabañas que puedes encontrar alrededor de este Pueblo Mágico son varias, pero busca un valor agregado, Rancho Calixto cuenta con una Unidad Medioamiental donde podrás adentrarte en el bosque para observar a venados de cola blanca en una zona protegida, incluso darles de comer, lo que les encantará a tus hijos o a tu amor por la vida silvestre.
    • La Laguna de Servín es el lugar ideal si lo que buscas es acampar, caminar por el bosque o recorrerlo en bicicleta. La naturaleza de Amealco es especial.
    • Cerro de los Gallos, además de ser un parque recreativo, no solo podrás acampar con tu familia u organizar una carnita asada con tus amigos, sino que cuenta con divertidas actividades y juegos para tus hijos y descarguen su energía subiendo un pequeño muro de escalar, lanzándose en la tirolesa y jugar bajo el aire puro que se respira en esta zona boscosa en la parte alta de la cabecera municipal.

Todo lo que te ofrecen estos Pueblos Mágicos merece un descubrimiento, al que esperamos te haya servido este artículo y un itinerario aparte para conocer rincones y sabores que sería inútil enumerar, pues parte de lo que los hace mágicos es encontrar en tu viaje nuevas recomendaciones que te aseguran un regreso a estos lugares especiales de Querétaro.