fbpx
8 marzo, 2021 No hay comentarios

Aguascalientes Mágico

El corazón de San José de García

Artista: Víctor Jiménez Amaya
Instagram: victorjimenezamaya

El artista buscó plasmar en su obra uno de los elementos más representativos del pueblo, el Cristo Roto, una de las estructuras religiosas más grandes e imponentes, a la que se puede llegar en lancha desde el muelle de la misma presa. Además de la experiencia del contacto con la naturaleza en la Sierra fría.
San José de García, se ubica al noroeste del estado, al inicio de la Sierra Madre Occidental, conocida como Sierra Fría. La carretera, poblada de saguaros, cactus y palmas de samandoca, ofrece un paisaje espectacular, con cielos de un azul que vibra.


El corazón de Real de Asientos

Artista: Víctor Jiménez Amaya
Instagram: victorjimenezamaya

Esta pieza plasma el Museo Real de Asientos, una antigua mansión que habla de la historia indígena y española de la región; el Templo del Señor del Tepozán, un recinto data de 1627. Además de la naturaleza característica de la región.
Real de Asientos ubicado al noreste del estado, en un clima semidesértico y a la sombra del Cerro Altamira, se encuentra este Pueblo Mágico, fundado en 1548 por Francisco y Diego de Ibarra. Enclavado en una zona minera, es de aires limpios y fríos, silencioso, de casas de cantera rosada, estacionado en otro tiempo como si fuera un vigía que quedó varado.


El corazón de Calvillo

Artista: Iván Pugga González
Instagram: ivanpugga.arteceramico
Facebook: Iván Pugga Arte cerámico

Representó perfectamente los colores, naturaleza y artesanía única de la región. Como la de la Cascada El Garruño enclavada en la Sierra del Laurel o bien, la arquitectura de su Museo Nacional de Pueblos Mágicos.
Calvillo, Una carretera panorámica, deja ver a la menor provocación El Picacho o Cerro del Muerto, que a su vez forma parte de la Sierra del Laurel. El paisaje va cambiando paulatinamente: de los bosques de encinos de la parte alta, pasando por el Valle de Huejúcar, a los sembradíos, los mezquites, guayabales y verdes cambiantes hasta llegar a este pintoresco lugar.