fbpx

Blog

9 septiembre, 2020 No hay comentarios

Delicias de la tierra


Guanajuato- Jalisco- Querétaro

Guadalajara – Tototlán – Atotonilco el Alto – Degollado – Pénjamo – Abasolo – Irapuato – Comonfort – Celaya – Corregidora – Querétaro

Este camino que une las capitales de Jalisco y Querétaro, es una oportunidad para darte una escapada y conocer los poblados que se encuentran en el trayecto en donde encontrarás diversidad de patrimonio cultural y natural, así como actividades propias para toda la familia y grupo de amistades.

Si tu viaje inicia desde Guadalajara, te recomendamos parar en Tototlán un municipio lleno de cultura y tradición pues sus productos lácteos son reconocidos por ser los mejores de la región. Podrás deleitarte con la apreciación de los atardeceres en La Presa de Garabatos, sitio de convivencia donde puedes disfrutar un agradable día de campo en familia. A treinta kilómetros te dará la bienvenida el municipio de Atotonilco el Alto, la aventura en esta ciudad comienza en su Plaza de Armas, uno de los espacios culturales más importantes del lugar. Ahí podrás visitar el templo principal – una joya arquitectónica – y la antigua estación de tren, así como el parque natural Taretán, sin olvidar recorrer algunas empresas tequileras reconocidas mundialmente.

Jimador, Jalisco

Más adelante está el municipio de Degollado, capital nacional del labrado de cantera, un pueblo donde se respiran aires de cultura y orgullo jalisciense. Si tu plan es contar con un área recreativa, visita el Parque Acuático La Cascada, un lugar de aguas termales y un ambiente familiar inolvidable. Pénjamo es un lugar mágico que conserva la tranquilidad de la vida de provincia mezclada con los servicios de la vida moderna, aquí podrás practicar todo tipo de deportes de aventura rodeado de un hermoso paisaje de agave azul que da origen a su tradición tequilera.

Abasolo es una pequeña ciudad de antecedentes purépechas y tarascos que permitirá reconocer el pasado prehispánico, visitar una zona arqueológica, hacer senderismo, saborear la cocina tradicional, pasear en globo, disfrutar de aguas termales y ferias agrícolas. Irapuato, es llamado “La Capital Mundial de las Fresas”; ya sea con crema, enchiladas o cristalizadas, las fresas son una parte imprescindible del lugar. También es un gran centro de negocios para la región pues es una ciudad bulliciosa que te recibe con dulzura y calidez. Su magnífica ubicación, la convierte en un enorme centro de abasto que combina la vida comercial del presente con la magia e historia del pasado. Comonfort pueblo mágico, es reconocido por el impresionante trabajo de sus artesanos en la creación de molcajete que por sus tamaños y formas, asombran a todos sus visitantes; tiene una gran historia y tradición chichimeca así que no dejes de probar la “tortilla ceremonial”.

Irapuato, Guanajuato

Celaya es un templo para el paladar, visitarla es dejarse impregnar por aromas que te transportarán a los momentos más dulces de la infancia. Sucumbe a la tentación de las delicias que ofrecen sus tradicionales dulces de leche, pasea entre los muros fortificados de sus antiguos conventos, camina en su centro histórico y revive los hechos de la guerra de Independencia y de la Revolución Mexicana que tuvieron su escenario en esta industrializada ciudad. Conoce Corregidora, un lugar emblemático de tradiciones devotas, sus santuarios poseen una notable atmósfera de paz y tranquilidad; espacios ideales para caminar y reflexionar; recorre el centro ceremonial prehispánico más importante del Bajío y déjate maravillar con su imponente pirámide en la Zona Arqueológica de El Cerrito.

Santuario El Pueblito, Querétaro